Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Al utilizar nuestra página web acepta el uso de cookies; puede obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra web en la sección. Saber más.

Home > Consejos para viajar durante el embarazo, ¿qué debes tener en cuenta?

Consejos para viajar durante el embarazo, ¿qué debes tener en cuenta?

Un embarazo siempre genera muchas dudas, incluso cuando no es el primero. Una de las preguntas más frecuentes surge cuando se plantea un viaje. En principio, viajar durante el embarazo no supone ningún problema, siempre que se tenga la información adecuada y que se sigan algunos consejos que nos ayudarán a prevenir problemas y a tener un trayecto más agradable.

La gran pregunta es hasta qué mes se puede viajar embarazada. Y la respuesta es que, si no hay ningún factor de riesgo y el embarazo no tiene ninguna complicación, se recomienda no superar las 36 semanas de gestación, a no ser que sea imprescindible.  En el caso de que se trate de un embarazo múltiple, por ejemplo de gemelos, serían 32.

Esos son los límites que establecen la mayoría de las compañías aéreas. En cualquier caso, si se quiere viajar en avión estando embarazada, lo recomendable -de hecho, algunas compañías lo solicitan- es que a partir de la semana 28 se acuda al médico para que haga un informe en la que se confirmen las fechas del embarazo y se constate que no hay ningún problema para poder viajar.

Mientras que viajar durante los últimos meses de embarazo puede resultar incómodo, hacerlo en las primeras semanas puede ser incluso peor para muchas mujeres, ya que es durante esa primera fase del embarazo cuando aparecen de forma más llamativa síntomas como náuseas y vómitos. Además , a menudo la sensación de fatiga es muy grande, lo que puede hacer el viaje más incómodo. Sin embargo si la mujer se encuentra bien, no hay ninguna contraindicación para viajar durante este primer trimestre.

Lo ideal suele ser viajar entre los 4 y 6 meses de embarazo, aunque hacerlo más tarde no tiene por qué suponer un problema. De todos modos, ante cualquier duda, lo mejor es consultar con el médico, especialmente si se trata de un embarazo de gemelos, se tienen 35 años o más, se cuenta con un historial de parto prematuro o abortos, o si hay algún tipo de anomalía en el embarazo.

New call-to-action

Precauciones a la hora de viajar embarazada

Si vamos a irnos de vacaciones durante el embarazo, es altamente recomendable contratar un seguro de viaje y asegurarnos de que cubra cualquier percance que podamos tener, como ponerse de parto en el destino o tener que cambiar los vuelos porque se adelante.

Además, no está de más viajar con nuestro historial médico para que, en caso de ocurrirnos cualquier cosa, podamos ofrecer esa información a quien nos atienda. Al llegar a nuestro destino, es importante tener localizados los centros médicos y saber cuál es el número de emergencias o del equipo médico que nos pudiera atender llegado el caso.

A la hora de elegir dónde viajar estando embarazada, debemos tener en cuenta varias cosas. Lo primero si es un destino en el que se requieran vacunas; muchas de ellas no vamos a poder recibirlas, a no ser que el riesgo de contraer alguna enfermedad sea mayor que el que pueda suponer la vacunación. Lo tendrá que decidir el médico, pero si se puede evitar riesgos, mejor.

Tendremos que informarnos sobre los alimentos en el destino que visitemos, especialmente el agua. En algunos lugares, lo mejor será decantarse siempre por agua embotellada. Debemos evitar comidas pesadas o que estén cocinadas en sitios con poca higiene, para evitar así episodios de diarrea. De todos modos, antes de viajar, podemos consultar con el médico qué podemos hacer o si podemos tomar algún tipo de medicamento en caso de tener diarrea.

Viajar en avión estando embarazada

  • La altura produce una presión que puede provocar coágulos en la sangre. Para evitarlo, es importante que nos movamos durante el vuelo, especialmente si son trayectos de más de 4 horas. Podemos levantarnos y dar pequeños paseos, y mientras estamos sentados podemos estirar los pies hacia delante y hacia atrás o moverlos haciendo círculos.
  • Para evitar la hinchazón en los tobillos, también podemos llevar una medias o calcetines de compresión, que favorecen la circulación.
  • Es muy importante también mantenerse hidratado, por lo que debemos asegurarnos de beber mucha agua. En cuanto a la alimentación, antes de volar evitaremos las comidas pesadas o que puedan producir gases, y durante el vuelo serán ligeras y poco abundantes.
  • Mientras estés sentada, mantén el cinturón abrochado por debajo de la barriga, al ras de las caderas.

Viajar en coche estando embarazada

  • Si realizamos un desplazamiento largo en coche durante el embarazo, hay que tener en cuenta la fatiga. Por ello, se recomienda viajar acompañada y turnarse a la hora de conducir.
  • Haz paradas frecuentes para descansar y andar un poco.
  • Durante el trayecto, como inyección de energía, se recomienda comer algo de fruta y también frutos secos.
  • El cinturón se debe abrochar con la banda que cruza en vertical entre el pecho y la horizontal por debajo de la barriga, nunca atravesándola.

Consejos para viajar durante el embarazo, ¿qué debes tener en cuenta?
4 (80%) 1 vote
Vínculo copiado.

Subcategoría:

0

Comentarios

Añadir comentario