Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Al utilizar nuestra página web acepta el uso de cookies; puede obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra web en la sección. Saber más.

Home > Métodos anticonceptivos: protección y salud

métodos anticonceptivos

Métodos anticonceptivos: protección y salud

La mejora del estilo de vida de las mujeres en la esfera de su vida sexual y reproductiva ha ido paralela al desarrollo de la ginecología de la anticoncepción. Esta evolución se basa en los descubrimientos de diferentes disciplinas, como la bioquímica, las nuevas tecnologías y la propia experiencia de las personas. Según una encuesta realizada en 2015, a pesar de la amplia oferta de métodos anticonceptivos y de la abundante información existente, en Euskadi todavía hay un 15,9% de mujeres en edad fértil que no utiliza ninguno de ellos en sus relaciones sexuales.

En el País Vasco, el más extendido es el preservativo (31,3%), seguido de los métodos anticonceptivos hormonales. Entre estos, el que más se prescribe es la píldora (16,2%), cuyo uso va en aumento, al igual que ocurre con las vasectomías entre los hombres debido a su cambio de actitud respecto a la salud reproductivo sexual. La instauración de un tratamiento anticonceptivo por parte de un facultativo a una paciente menor de 16 años dirigido a mantener relaciones seguras debe contar con el consentimiento de sus padres o representante legal, y se tiene que dar la oportunidad de que sea la menor la que se lo transmita a sus progenitores.

El uso de un método concreto es una elección que se debe adaptar a cada mujer según sus preferencias y características. Es hora ya de ir derribando viejos mitos como que un DIU solo lo puede utilizar una mujer que haya sido madre o que la píldora engorda. Además, los hormonales tienen otros beneficios que deben ser tenidos en cuenta tanto por las usuarias como por los profesionales a la hora de elegir y aconsejar: alivio de dolor con la regla y disminución de su cantidad, mejoría del acné y las alteraciones cutáneas (como el exceso de vello), prevención del cáncer de endometrio y ovario…

¿Es conveniente descansar?

Se ha establecido por consenso internacional que no se precisa interrumpir por un tiempo los métodos anticonceptivos hormonales. De hecho, es mejor no descansar ya que el posible riesgo cardiovascular disminuye con la toma continuada y vuelve a aumentar cada vez que se reinicia. Este peligro es menor en las píldoras con baja dosis de estrógenos y con determinados tipos de gestágenos en su composición. Recientemente, se ha comercializado una píldora de toma continua que reduce el número de reglas de 13 a 4, o bien pueden establecerse pautas combinadas flexibles en las que la propia mujer decide cuándo quiere tener el sangrado menstrual.

Por otra parte, los avances en anticoncepción masculina mediante inyectables o ultrasonidos no han aportado luz a los ya existentes. En cuanto al futuro, existe un microchip, que se implanta bajo la piel, capaz de suministrar hormonas durante 16 años y que la mujer puede desactivar para poder quedarse embarazada y activarlo de nuevo cuando lo desee… pero aún está en fase de investigación. Desde 2017, aunque el preservativo sigue siendo el método más utilizado hay una tendencia descendente en su uso, a la par que en el resto del Estado y Europa. Por eso, el Departamento de Salud del Gobierno Vasco ha puesto en marcha campañas de concienciación del uso del doble método por el repunte que está apareciendo en las infecciones de transmisión sexual.

Métodos anticonceptivos: protección y salud
Puntuar este post
Vínculo copiado.

Subcategoría: ,

0

Comentarios

Añadir comentario