Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Al utilizar nuestra página web acepta el uso de cookies; puede obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra web en la sección. Saber más.

Home > Alopecia femenina, causas y tratamiento

alopecia femenina

Alopecia femenina, causas y tratamiento

La pérdida de cabello en los hombres es a menudo una condición genética, heredada y, por lo tanto, un proceso de por vida; pero ¿cuáles son las causas que predisponen a la pérdida de cabello en la alopecia femenina? Algunas mujeres pueden comenzar a presentar pérdida de cabello a temprana edad, incluso en la pubertad, mientras que en otros casos se observa cuando alcanzan la menopausia.

Las causas de la alopecia pueden ser múltiples:

  • disfunciones primarias del pelo o del cuero cabelludo,
  • consumo de ciertos fármacos,
  • trastornos psicológicos,
  • disfunciones estructurales o congénitas del cabello,
  • patologías sistémicas,
  • traumatismos
  • factores genéticos.

Tanto en hombres como en mujeres, la causa más común de pérdida de cabello es debida a una alta sensibilidad heredada a los efectos de los andrógenos (hormonas masculinas) en los folículos del cuero cabelludo.

En las mujeres la sensibilidad a estas hormonas hace que los pelos del cuero cabelludo se tornen muy delgados con menor diámetro en grosor (miniaturización) y caída de los mismos. Estos cambios también pueden estar asociados con otras causas (deficiencia de hierro, alteraciones hormonales durante el embarazo, menopausia, contraceptivos orales, histerectomía…).

Por todas estas razones, determinar la causa de la alopecia femenina puede ser más complicado que en hombres y requiere de una exploración más cuidadosa para poder decidir el tratamiento más adecuado.

Consecuencias de la pérdida de cabello femenina

Cuando la paciente nota importantes problemas capilares en relación a la caída de cabello, suele experimentar un impacto psicológico variable, que puede incluir sentimientos de angustia, desconcierto e impotencia.

Independientemente de su aspecto o estructura, el cabello de una mujer desempeña un papel esencial en su imagen. Un pelo brillante y sano constituye el marco ideal para cualquier rostro, ayudando a destacar los rasgos agradables y disimular los menos agradables. Las mujeres que sufren alopecia asumen este problema con la misma preocupación o más que los hombres. Produce falta de autoestima, inseguridad y aislamiento.

Tratamiento de la alopecia femenina

Hoy en día, hay una enorme variedad de opciones médicas de tratamiento para la pérdida de cabello. Podemos encontrar muchos suplementos dietéticos que contienen biotina para mejorar la calidad del pelo, pero no pueden prevenir la progresión de la calvicie de patrón femenino genéticamente programada, y son suplementos pensados para un cabello sano en este sentido.

Desafortunadamente, muchas de las terapias para la caída del pelo a base de hierbas y vitaminas carecen de evidencia clínica comprobada.

La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) ha aprobado solo dos terapias médicas para frenar la caída del cabello y que han demostrado ser beneficiosas en pacientes seleccionados: la finasterida oral y el minoxidil tópico. Además, estos medicamentos también pueden ayudar a optimizar los resultados de la restauración quirúrgica del cabello.

Actualmente, además de la medicación aprobada por la FDA, también existe evidencia de los buenos resultados en pacientes seleccionados con el uso y terapia de láser de baja potencia, que actúa por foto estimulación del folículo capilar.

Desde hace tiempo también se viene observando el beneficio obtenido sobre todo para el control de la caída del cabello con el uso de plasma rico en plaquetas (PRP), siendo éste un proceso de fácil aplicación, obteniendo el plasma de la sangre del mismo paciente, haciendo el procedimiento seguro y sin riesgos.

Si finalmente es necesario plantear un trasplante capilar, el examen clínico y diagnóstico por parte del médico es de vital importancia. Será necesario realizar una batería de exámenes de laboratorio como: perfil bioquímico, hierro sérico, perfil hormonal, niveles de hormonas tiroideas, y en ocasiones si es preciso realizar biopsia de cuero cabelludo.

Alopecia femenina, causas y tratamiento
Puntuar este post
Vínculo copiado.

Subcategoría: , ,

0

Comentarios

Añadir comentario